Juegos Clásicos

Sabemos que existen muchos juegos de mesa clásicos que no están diseñados para jugar con niños, esto debido a la complejidad de las reglas o el nivel de rivalidad necesario para lograr ganar la partida (monopoly, Risk, etc). Sin embargo, existen algunos juegos clásicos que se pueden adaptar para ser disfrutados con la familia.

1. Pictionary
No es un artista? Sin preocupaciones. Este juego es realmente más divertido si no puedes dibujar. ¡Prepárate para carcajadas cuando tu equipo no pueda descifrar si lo que estás dibujando es una banana o un avión! Puede crear su propio juego con un tablero blanco y algunas palabras divertidas para dibujar escritas en pequeños trozos de papel, o puede comprar el juego Pictionary real.

2. Charadas
Nunca puedes equivocarte con un juego clásico como las charadas. Simplemente divídase en equipos y luego haga que una persona de cada equipo represente una película, un libro o un programa de TV para ver quién puede adivinar la respuesta. Este es un gran juego para introvertidos que quieren ser menos tímidos.

3. Teléfono descompuesto
Una persona comienza el juego susurrando una oración al oído de la persona que está sentada a su lado. Susurran lo que creen haber escuchado a la persona que está al otro lado de ellos. Esto continúa hasta que la oración llegue a la última persona. En ese momento, la persona dice en voz alta lo que creen haber escuchado. Este es un gran juego para niños, especialmente para fiestas de cumpleaños para niños, ¡pero los adultos también pueden divertirse con él!quieren ser menos tímidos.