D&D Familiar

Si bien, el juego de Dungeons and Dragons (Calabozos y Dragones) puede ser muy complejo y tedioso de entender debido a la amplia libertad que tienen los jugadores, este mismo factor lo hace ideal para ser disfrutado con los pequeños.

Es perfecto para los niños porque es divertido y requiere mucha imaginación, pero también es excelente para desarrollar habilidades e inteligencia:

1. Alfabetización
Incluso si no eres el maestro de mazmorras, entrar en estos juegos a menudo requiere que los jugadores lean muchas reglas, y a menudo hay un aspecto de diario para registrar lo que está sucediendo.

2. Matemáticas
Cuando te golpea un orco o descubres una poción, harás un seguimiento de los puntos de vida y el uso de magia de tu personaje sumando y restando.

3. Probabilidad y teoría de juegos
Si estás lanzando dados para determinar si puedes saltar sobre un pozo sin fondo, quieres saber si las probabilidades están de tu lado.